LifeScience Latam Innovation. Pensando fuera de la caja

Trabajar con diferentes compañías globales enfocadas en LifeSciences, con múltiples necesidades y en distintos países nos da una gran perspectiva de culturas, mindsets, estrategias, dinámicas, herramientas y metodologías que requieren los equipos para innovar.
Vemos la necesidad de estos equipos de dedicarse tiempo para frenar y pensar fuera de la caja.
Muchas veces esta necesidad queda relegada porque “no tenemos el tiempo”, o por la falta de herramientas y metodologías para innovar de forma ágil, porque “siempre lo hicimos así”, o porque las agendas están enfocadas en generar calls, presentaciones, powerpoints, excels y correos electrónicos en lugar de estarlo en agregar valor. También vemos gran cantidad de iniciativas para conectar stakeholders y promover la omnicanalidad y el customer engagement a partir de eventos, adboards, aunque con cierta superficialidad a nivel de obtener insights accionables de cara a lograr mejoras en la experiencia de los usuarios (Pacientes, HCP’s, HMO’s, Instituciones, Asociaciones, entornos sociales, etc). Cuánto estamos dispuestos a cambiar es directamente proporcional a cuán capaces somos de innovar.

Innovar es pasar a la acción, es creer y sostener un proceso con el fin de mejorar algo. Es ANIMARSE a hacer, probar, validar, fallar, aprender, y volver a intentar. Muchas veces!! Hasta que se convierte en una forma de trabajar, co-crear e impulsar proyectos e iniciativas.
Innovar no es cambiar el mundo en 1Q, o encontrar soluciones disruptivas todos los días o ser unos locos emprendedores con suerte para encontrar esa solución a todos los problemas. Innovar requiere método, constancia, objetivos claros, equipos comprometidos y alineados y con capacidad de facilitar, articular y gestionar el proceso de innovación para que fluya y logre resultados graduales. Innovar está en el proceso, no en el resultado.

Enfocándonos en LATAM, colaboramos con equipos en países como Argentina, México, Colombia con diversas necesidades y objetivos, pero con el mismo fin de mejorar la experiencia de las personas que todos los días atraviesan alguna patología que condiciona toda su vida. Son países y sociedades con muchas necesidades básicas insatisfechas aunque con mucho empuje y capacidad de reinventarse, atributos muy potentes en un proceso de transformación e innovación.
Vemos mucho que las estrategias globales y regionales chocan con la operación local y las necesidades reales del entorno. Sistemas de salud segmentados, burocráticos y con una baja tasa de integración digital. Todo esto impacta negativamente en la viabilidad de implementar soluciones innovadoras, escalables y con valor agregado. Y al querer pensar en cómo resolver grandes problemas, aparecen grandes trabas, grandes esfuerzos y muchas veces grandes fracasos a la hora de implementar estos procesos y poder sostenerlos en el tiempo. Debemos confiar en el proceso e ir desarrollando iniciativas/soluciones graduales, iterativas, ágiles y flexibles para ir encontrando el camino. La clave está en hacer, validar, fallar, aprender e implementar de forma gradual y validada.

En DMO nos dedicamos a ayudar a las empresas a pensar diferente, diseñar e implementar soluciones innovadoras que generen este valor e impacto sostenido. Y también nos encontramos con que aún alineando sus necesidades, los recursos necesarios, las metodologías y herramientas más adecuadas, procesos bien enfocados co-creados desde el inicio con los Pax, HCP’s, HMO’s y otros actores claves, implementando gradualmente soluciones validadas, aún así cuesta implementar proyectos y soluciones innovadoras escalables. ¿Será que estamos queriendo cosechar antes de dejar crecer el fruto? ¿Será que estamos buscando/midiendo el éxito de los proyectos de forma correcta y adecuada para cada estadío del mismo? ¿Será que se están buscando resultados inmediatos?

Para nosotros el proceso de innovación tiene tres etapas: alinear al equipo y enfocar el Challenge (3 días), desarrollar un 1er MVP (8-10 semanas) e implementarlo (4-6 meses). Y esta primera iteración completa debemos lograrla en 6 a 9 meses.
No por hacerlo rápido, si no por avanzar en el proceso en la justa medida de lo necesario para poder construir, validar e implementar. Y además porque pasado estos plazos puede haber muchos cambios como rotación de los BU Heads, los Digital & Customer Engagement Leads, los Medical o Access Managers, inclusive un cambio de CEO puede frenar o cambiar un proceso de innovación 360°. Debemos tener métricas de éxito e hitos de avance que nos permitan identificar que vamos por el camino correcto y que el proyecto pueda fluir con el entorno en constante cambio. Estructurar, medir y ejecutar son claves para poder cuidar el proceso de innovación creativo y ágil.

Un proceso de innovación se potencia o se frena dependiendo principalmente de la cultura de trabajo y el mindset de los equipos. Un balance alineado de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, un espíritu y compromiso de hacer cosas que generen valor y de buscarle la vuelta, porque el camino no es recto, ni fácil, ni corto, ni tiene resultados medibles a corto plazo, ni se pueden planificar 100% al inicio. Es un camino incierto, donde para ser ágiles hay que poder y saber iterar y pivotar a tiempo. Hay que diseñar procesos enfocados, con equipos comprometidos y objetivos claros, con micro-hitos medibles, co-creando con stakeholders desde el comienzo (vs. checkpoints de validación eventuales…) y potenciados por herramientas y metodologías que nos ayuden a mejorar la forma de pensar e implementar. ¿Cuánto estamos dispuestos a arriesgar y cuánto podemos cuidar el proceso?

Y por último quiero dejarles esta pregunta: ¿Estamos innovando o solo comprando/vendiendo innovación?
Les propongo pensar fuera de la caja, en lugar de intentar estirarla siempre un poquito.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Read More

Welcome to DMO Lab

DMO Design Company turns 15 years old this year, and we’d like to celebrate with the launch of our DMO Lab, a space where we will share the projects we are working on...

READ MORE